Multas de aparcamiento

multas de aparcamiento

Las denuncias de los controladores de SER deben estar avaladas por una imagen del vehículo, no sirve la simple “receta”, transcrita y firmada.
La falta de aportación de la imagen exigida legalmente determina la inexistencia de prueba de cargo suficiente para enervar la presunción de inocencia y da lugar a la revocación de la multa, resultando insuficiente la ratificación del controlador.

El Juzgado de lo Contencioso-administrativo número 17 de Madrid anula una multa por estacionar con habilitación, en lugar habilitado para el estacionamiento con limitación horaria, rebasando el tiempo máximo, por no aportar al expediente prueba gráfica de la infracción.
En la medida en que la carga de la prueba de la comisión de la infracción y de todas las circunstancias concurrentes compete en exclusiva a la Administración sancionadora, alega el sancionado vulneración del derecho a la presunción de inocencia al entender que no es prueba de cargo suficiente la mera denuncia del agente controlador del SER, aún constado su ratificación.
Establece el artículo 44 de la Ley 22/2006, de 4 de julio, de Capitalidad y de Régimen Especial de Madrid, en relación a las actuaciones de los controladores del Servicio de Estacionamiento Regulado, que aunque sus denuncias pueden ser utilizadas como elemento probatorio para acreditar los hechos, deben acompañarse de una imagen del vehículo, ya sea en fotografía, filmación digital u otros medios tecnológicos, que permita avalar la denuncia formulada.
Las denuncias de los controladores del SER no gozan de presunción de veracidad y no están dotadas por ley de valor probatorio con respecto a los hechos denunciados, teniendo solo valor como prueba de cargo suficiente si el resto de circunstancias concurrentes atribuyen verosimilitud bastante, por lo que ahora el Juzgado declara que se debe incorporar a la denuncia de forma imperativa una imagen del vehículo.
La consecuencia de la falta de aportación de la imagen, exigida legalmente, lleva a una situación de inexistencia de prueba de cargo suficiente para enervar la presunción de inocencia, y por ende, a la revocación de la multa, al no ser suficiente con la ratificación del controlador.
Insiste el Juzgado en que la incorporación del documento gráfico es imperativa y no meramente de potestativa.

Post a Comment