Responsabilidad por hecho ajeno: Empresarios que responden de los daños ocasionados por sus empleados

responsabilidad hecho ajeno
  • Una empresa o empresario individual no solo responde de las obligaciones contractuales contraídas por sus empleados o auxiliares; también deben responder civilmente de los daños y perjuicios causados a terceros por sus dependientes cuando éstos ejercen sus funciones, y siempre que se cumplan determinados requisitos.

 

Los empresarios necesitan de auxiliares o colaboradores, que trabajan para él y sin los cuales no podría llevan adelante el ejercicio de su actividad. Y de esta actividad puede nacer una responsabilidad extracontractual de la que el empleador también será responsable. El empresario por tanto no solo responde frente a terceros de las obligaciones contractuales contraídas por sus auxiliares, sino que también responderá por los daños y perjuicios -responsabilidad de los artículos 1.902 y siguientes del Código Civil-, causados por sus empleados siempre que se hayan ocasionado en el servicio de los ramos en que estuvieran empleados o con ocasión de sus funciones.

Así el artículo 1903 del Código Civil indica que la obligación de reparar el daño no solo es exigible por los actos u omisiones propios, sino también por los de aquellas personas de quienes se debe responder, y requiere como presupuesto que existan una relación jerárquica o de dependencia, más o menos intensa, según las situaciones concretas, entre el ejecutor causante del daño y la empresa o entidad a quien se exige la responsabilidad. En definitiva, el empleador responde subsidiariamente por los daños causados y solo resultará exonerado cuando acredite que empleó toda la diligencia que le era exigible para evitarlo.

Además de lo anterior, será necesaria una conexión entre el hecho causante del daño y el trabajo. La jurisprudencia tiene dicho que cuando el trabajador se encuentra fuera de las funciones para las que ha sido empleado, sin autorización del empresario y con fines extraños a sus atribuciones, no debe responder el empleador.

Falta de la vigilancia y control exigibles: Culpa “in vigilando”

Un caso, del que conoció el Tribunal Supremo en sentencia de 19 de julio de 2003, concluyó la responsabilidad civil de un notario por los daños causados por un oficial a su cargo. El problema devino de la falta de diligenciamiento en el Registro de la Propiedad de escritura pública de hipoteca autorizada en la notaría y cuya gestión se había confiado al oficial. Se constató además que no fue un caso aislado, sino que había ya varias denuncias de los afectados por actuaciones del mismo empleado, que dieron lugar a una causa penal y al despido del trabajador. La Sala consideró la existencia de responsabilidad del titular de la notaría por ausencia de control respecto del comportamiento de su empleado, pues es él el director de ese complejo unitario de actividad profesional que es una Notaría. El notario fue condenado al pago de 16.000.000 de las antiguas pesetas.

Actuaciones fuera de las funciones encomendadas

Sin embargo el Supremo (STS. 1091/2007, de 10 de octubre) consideró que no existía responsabilidad por parte de un club de baloncesto por las lesiones causadas por uno de sus jugadores al portero del hotel en el que se había alojado con el resto de compañeros. El suceso tuvo lugar después de haberse disputado el partido y abandonaba el hotel solo, en un taxi, sin que constar que el traslado se realizaba en el marco de la organización y bajo la supervisión del club. Por tanto, el comportamiento del empleado -jugador- se situó al margen de la función encomendada y de las actividades propias de quien era su empresario, lo cual excluye la posibilidad de imputar a éste las consecuencias lesivas derivadas del actuar de aquél.

También según el Supremo (STS 2 Jul. 2002) hubo una ruptura de la relación de dependencia y por tanto exoneración de responsabilidad de la empresa en este caso: el empleado -vigilante de seguridad- que cometió el delito fuera del espacio que debía vigilar y que no tenía relación alguna con su trabajo; la única relación existente entre el empleado y la entidad era la entrega de una pistola. El problema que dio lugar al delito era de tipo conyugal, ajeno por completo, directa o indirectamente, al servicio.

No es excusa para la responsabilidad el desconocer qué empleado causó el daño

El TS civil (STS 29 oct. 2002), entendió que la empresa dueña de una discoteca debía responder solidariamente del daño causado a una de sus clientes. Se trataba de una menor a la que se sirvió, en lugar de agua, una bebida cáustica, sufriendo diversas lesiones. No pudo ser identificado el camarero que despachó la bebida, pero dicha circunstancia no fue considerada como eximente para el tribunal, pues la responsabilidad del empresario no está subordinada a la individualización del dependiente causante del daño, y era indudable la relación jerárquica o de dependencia que el empleado causante mantenía con el encargado o dueño de la discoteca. La empresa fue condenada al pago de 15.526.000 ptas.

1 thought on “Responsabilidad por hecho ajeno: Empresarios que responden de los daños ocasionados por sus empleados”
  • empadronamiento Responder
    mayo 8, 2020 at 2:38 am

    Buen artículo, me mantuvo atento al contenido en todo momento. Un Saludo

Post a Comment